Conoce Gran Canaria

Gáldar

Escudo Ayuntamiento de Gáldar
Municipio de Gáldar en Gran Canaria

Situación: Situado en el extremo Norte de Gran Canaria.

Superficie: 61,59 kilómetros cuadrados

Altitud: 124 m

Habitantes: 24.319 habitantes (Fuente: INE, Revisión de Padrón Municipal de Habitantes, 2012)

Distancia a la capital: 27 Km.

Web del ayuntamiento: http://www.galdar.es

El municipio de Gáldar participa del espacio geográfico que se ha denominado "comarca del Noroeste", ocupando el ángulo noroccidental de Gran Canaria, cuyo vértice superior se sitúa a unos 1.700 metros de altitud, en un extremo del Macizo Central de la Isla, en las cercanías de Los Moriscos. En las zonas altas, de accidentada orografía, hallamos morfologías bien diferenciadas, el Montañón Negro, la Caldera de los Pinos de Gáldar y el Hondo de Fagagesto, procedentes de erupciones volcánicas.

Por su configuración es un municipio cuya actividad más importante es la agrícola, destacando el cultivo del plátano, siendo éste el de mayor producción en Gran Canaria. Otros cultivos tradicionales son el tomate y las célebres cebollas de Gáldar, además de los cultivos propios de las medianías, como las papas, el millo, etc. La ganadería también se configura como una actividad importante en la vida del municipio, así vemos como Viera y Clavijo garantiza la excelencia y celebrada fama de sus quesos de leche de oveja y flor.
 
Gáldar se muestra como un lugar de gran importancia en el mundo de la arqueología, así lo demuestran La Cueva Pintada de Gáldar y La Guancha. En la actualidad las romerías, como la de Santiago y San Isidro, destacan por su tradición, acudiendo a ellas numerosas gentes provenientes de diferentes municipios.

Poblaciones

Barranco Hondo de Arriba, Barranco Hondo de Abajo, Tablado, Juncalillo, Fagajesto, Caideros de San José, Saucillo, Hoya de Pineda, La Agazal, Los Quintana, Piso Firme, San Isidro, Nido Cuervo, Marmolejos, Llano de Caleta y Sobradillo, Barrial, Sardina, Becerril, Caleta de Arriba, Palma de Rojas, Anzofé, La Montaña, Cañada Honda, El Salón.

Mapa del Municipio


Ver mapa más grande

Gáldar festeja la fiesta principal del pueblo, en honor a su patrón, el 25 de Julio: Fiesta de Santiago de los Caballeros. Entre los actos festivos organizados del 1 de julio al 5 de agosto destacan la elección de la Guayarmina y su corte de Tenesoyas; la celebración de la Romería - Ofrenda al Santo Patrón en la que participan los distintos barrios de Gáldar y carrozas de otros tantos municipios de la Isla, que se acercan a la Iglesia de Gáldar a ofrecer los productos típicos de Gran Canaria a Santiago Apóstol; las carrozas, la batalla de flores y los fuegos de artificios en el casco galdense; y la tradicional bendición de coches en el Templo matriz de Santiago, el 27 de julio, con motivo de la festividad de San Cristóbal.

Entre otras romerías, en Gáldar también destacan las celebradas en el mes de mayo, en honor a San Isidro y el "Auto de los Reyes Magos", donde cada 5 de enero, la ciudad de Gáldar se viste de gala para revivir toda una época de recuerdos y de bellas añoranzas, escenificando el Auto de los Reyes Magos. Gáldar ha sido de las pocas ciudades que ha mantenido vigente la tradición de representarlo a lo largo del tiempo.
Otras fiestas dentro de este municipio que despiertan interés son los Carnavales, celebrados durante el mes de febrero.
 

Lugares de interés histórico cultural de Gáldar

La ciudad de Gáldar fue sede de uno de los antiguos reinos de la isla (Guanartematos), cuya existencia se recuerda en el núcleo urbano aborigen conservado en el Parque Arqueológico de la Cueva Pintada, uno de los principales hallazgos del arte rupestre del área atlántica, cuyo significado profundo está todavía sujeto a múltiples teorías, y que actualmente ha terminado de restaurarse y vuelve a estar abierto al público con una importante infraestructura orientada a guiar e informar al visitante sobre la misma. También sorprende la disposición de tumbas y demás construcciones de la necrópolis de La Guancha, una extensión reducida en la actualidad a 24.000 m2 en la que podemos observar cómo eran los mausoleos de los antiguos pobladores de la isla, la residencia de Guayres (nobles encargados del control de pequeños núcleos de población) y Harimaguadas ( probablemente sacerdotisas que participaban en determinados ritos propiciatorios y que gozaban de una posición social privilegiada), así como sus túmulos funerarios.
 
En la Iglesia de Santiago de los Caballeros se conserva "la pila verde" donde bautizaron a los antiguos canarios al ser convertidos al cristianismo tras la conquista; ésta se tiene como regalo de los Reyes Católicos al último rey de Gáldar. Como reflejo de la brillantez cultural y la preponderancia política de este asentamiento aborigen, y una buena muestra de la importancia del proceso de aculturación que los europeos aplican en Gran Canaria, cabe destacar el dato de que el Templo de Santiago de los Caballeros se levantó sobre el que fuera el "castillo-palacio" del Guanarteme, su residencia regia. Los primeros planos de esta construcción fueron trazados por Antonio José Eduardo, que traspasa la dirección de las obras a su hermano Diego Nicolás, con el que colabora el Maestro Patricio García. Aunque el Templo conserva rasgos barrocos, es el edificio que inaugura el neoclasicismo en las islas. Dispone de un noble frontis neoclásico labrado en piedra dorada y de un verdadero tesoro en obras de arte, destacando varias imágenes del escultor Luján Pérez, la Virgen de los Dolores, la del Rosario, la de la Encarnación, la Imagen de Jesús Nazareno, la Inmaculada, San Sebastián.
 
La Iglesia se estructura en una planta monumental rectangular, dividida en tres naves y capillas laterales. La espectacular fachada se estructura en dos cuerpos y un remate central, flanqueado por dos torres de sección cuadrada, dominando la robusta severidad. Las torres fragmentan su alzado con tres cuerpos de sección cuadrada.
 
Como ha sucedido en otros municipios, la Iglesia de Santiago de los Caballeros se levanta sobre la pequeña ermita que en los albores de la conquista realenga es construida y que termina siendo derribada debido a sus proporciones reducidas que no permiten albergar al conjunto de la población, y debido a la pobreza de sus materiales. En 1826 se produce la apertura al culto del tercer Templo, realizándose ésta sin estar aún terminado.
 
  • El Ayuntamiento: Construcción del siglo XVII en piedra y madera contiene en su patio actual, donde estuvo el jardín interior del Palacio de los Guanartemes o reyes de las islas, un drago plantado en 1718. Este árbol sagrado de los canarios se ha ponderado por su misterioso aspecto y longevidad. La Llamada "sangre de drago", savia que se puede contemplar a simple vista mediante la práctica de una incisión en su tronco y que posee un vivo color rojo que la dota de ese apelativo, mereció ser mencionada por el mismo Plinio, quien ensalzó sus propiedades curativas, muy valoradas por los antiguos romanos.
     
  • Teatro Municipal: Data de 1912 aunque sus antecedentes históricos debemos situarlos en el reinado de Isabel II, hacia 1847. El edificio actual, según la tradición, fue inaugurado por María Guerrero.
     
  • Conjunto Histórico "Plaza de Santiago": Es otro lugar importante que por Real Decreto de 1018/1981 del 13 de marzo, se declaró conjunto Histórico / Artístico de la Plaza de Santiago de la ciudad de Gáldar. Dicha plaza está formada por un gran rectángulo ajardinado delimitado por pilastras de piedra de cantería en el que apoya una valla formada por lancetas de hierro unidas por gruesos maderos. En el interior de la plaza se alza una hermosa fuente rodeada de centenarios laureles de Indias.
     
  • Puente de los Tres Ojos: Destacada obra de ingeniería civil del último tercio del siglo XIX. Pionera en la renovación decimonónica de la red viaria de Gran Canaria, desde el punto de vista arquitectónico contiene valores constructivos que lo convierten en un Bien de Interés Cultural.

Lugares de interés general de Gáldar

  • Antonio Padrón: Es recordado en el municipio de Gáldar con un Museo que expone su obra, inclasificable pero con una fuerte personalidad que hizo que sus pinturas fueran admiradas. Inaugurado en 1971, está instalado en el pabellón que fuera estudio del pintor galdense. En él se conservan y se exhiben 129 obras integradas por óleos, esculturas, dibujos y grabados.
     
  • Museo Etnográfico de Barranco Hondo: Cueva natural, situada en la ladera del barranco, donde se conservan antiguos aperos de labranza, enseres, utensilios tradicionales de las viviendas canarias. Colección creada por el propietario del museo, D. Juan Cubas Montesdeoca.
     
  • Cantera de Toba Volcánica: Se halla al final de la calle Santiago de los Caballeros, uno de los más espectaculares vaciados de extracción de bloques para la construcción del Templo de Santiago y de la Muralla del Parque Arqueológico. Está clasificada como Bien de Interés Cultural.
     
  • La Montaña de Gáldar: Constituye el más relevante hito paisajístico del norte de Gran Canaria, situado de lleno en la Comarca Arqueológica de Gáldar. Se trata de un edificio volcánico de la serie III con piroclastos cimentados. Es el cono de cenizas volcánicas más importante de Gran Canaria.
     
  • Monte Amagro: Constituido por un aforamiento de coladas fonolíticas en basaltos antiguos posteriormente recubiertos por materiales de la serie basáltica II. Contiene reservas florísticas y fauna de gran interés.
     
  • La Costa de Juncal: Comprende la franja costera situada entre la Punta de Sardina y la Punta de Tumas. La línea de costa está constituida mayoritariamente por coladas basálticas y piroclastos de la serie II, destacando el afloramiento de un pitón fonolítico.
     
  • Hoya de Pineda: Es un espacio estructurado por materiales de la cobertura sálica del ciclo antiguo en contacto con materiales volcánicos del cuaternario y depósitos sedimentarios del Barranco de Gáldar. Al igual que el espacio natural del Pico Viento, es un área de nidificación de aves, incluido el alcaraván.
     
  • Pico Viento: Abarca un conjunto de interfluvios y barrancos.
     
  • Pinos de Gáldar: Pinar enclavado en la parte más alta del municipio, lindando con Tejeda y Artenara. En mayo comienzan a florecer los codesos y escobones entre los picos, dando al conjunto un colorido extraordinario.
     
  • Pinos de La Herradura: Enclavado en el Cortijo de La Herradura, propiedad de los herederos de D. José Sanso, tiene las mismas características, por estar en su ámbito, que los Pinos de Gáldar.
     
  • Lomo de Juncalillo: Espacio situado entre Fagagesto y Artenara y entre el Pinar de Tamadaba y los Pinares de repoblación de la Caldera de Gáldar. Se trata de un conjunto de lomos separados por barrancos.
     
  • Lomo de Medianías: Situado entre la Montaña de Acebuche y el límite norte del perímetro de repoblación obligatoria, a la altura del Risco Blanco. Comprende un conjunto de lomos que ocupan unas 358 hectáreas.
     
  • Huertas del Rey: Jardines de esparcimiento y ocio en el margen derecho del Barranco de Gáldar, antes de llegar al Puente de los Tres Ojos.
     
  • Costa Botija: Importante complejo que contará con una arquitectura ecológica, respetuosa con el medio, además del Campo de Golf y otras atracciones para el turismo de calidad.
     
  • Playas de Boca Barranco y Sardina: Lugares singulares de baño. Además de las playas mencionadas pueden citarse El Agujero, con piscina, Caleta de Arriba, con su ensenada natural, y el Juncal.· BarrancosPor la propia constitución del terreno y forma cónica de la isla, discurren los barrancos del municipio de Gáldar en dirección sur - norte, siendo los más importantes, aunque muchos de ellos pasan luego por otros municipios, los siguientes: Barranco Hondo, Barranco de la Herradura, Barranco de Chirino, Barranco de Juncal, Barranco de las Majadillas, Barranco de Gáldar.

El municipio de Gáldar o más concretamente Agáldar, fue sede de los Guanarteme, capital del Guanartemato, designada por Atidamana y Gumidafe. El último Guanarteme de Gáldar fue el Guanarteme Tenesor Semidán, que se convirtió al cristianismo con el nombre de Fernando Guanarteme y jugó un importantísimo papel en la supervivencia de muchos de los aborígenes de esta Isla al favorecer una rendición incruenta de los naturales. La prehistoria de Gáldar se caracteriza por la extraordinaria riqueza en yacimientos arqueológicos, pudiendo distinguirse hasta tres horizontes culturales. En primer lugar la "Cultura de las Cuevas", en segundo lugar, la "Cultura de la Cueva Pintada" y, por último, la "Cultura de los Túmulos". La primera de ellas era más arcaica, frente a las otras dos, que eran más evolucionadas, manteniendo su supremacía sobre la primera.

 
Otro de los núcleos de población que los cronistas de la Conquista califican de "ciudad" aborigen, Gáldar se caracteriza por unas tierras de gran aptitud para la práctica agrícola, para la actividad ganadera y para la explotación forestal, por lo que supondrá un factor relevante para el funcionamiento económico del municipio. Antes de la Conquista por parte de los castellanos, en Gáldar hallamos una economía basada en la agricultura, rica y variada, y el pastoreo. Se cultiva trigo, cebada, higueras, habas... almacenando este grano en depósitos colectivos, lo que refleja el elevado nivel de complejidad social que ha contribuido a que se sostenga la teoría de que la sociedad aborigen de Gran Canaria se encontraba inmersa en una fase de "Jefatura", próxima a la aparición del Estado.
 
Este desarrollo de la sociedad aborigen de Gáldar lo podemos observar en las numerosas decoraciones en cerámica, la profusión de restos de la cultura material aborigen encontrados en la zona y las manifestaciones artístico-simbólicas que pasan por ser de las más exclusivas del Archipiélago, y que se condensan en la espléndida Cueva Pintada de Gáldar. Probable centro de justicia o sala de audiencias del Guanarteme de la Isla, la Cueva Pintada constituye uno de los monumentos más ricos y preciosos, por su valor, de toda Canarias; fiel testimonio del grado de organización y refinamiento de la sociedad aborigen de Gran Canaria.
 
Esta organización se refleja, además, en un sistema político a cuyo frente se encuentra un jefe o rey llamado Guanarteme, que controla todo o casi todo el territorio; un sacerdote supremo, llamado Faycán, y una asamblea de nobles llamada Sabor. Estos miembros del Sábor, suponemos, eran los que controlaban los factores económicos, e incluso sociales, del conjunto de la población.
 
Tras la conquista de Gran Canaria, este municipio fue uno de las cura animarum (una de las primeras demarcaciones eclesiásticas, donde se procede al bautizo de los canarios ya sometidos bien por la fuerza, bien voluntariamente); al igual que Telde y que la sede del obispado y capital insular: Las Palmas de Gran Canaria. La primera iglesia fue construida en los mismos palacios del Guanarteme. Los repartimientos de tierras no comenzarán hasta 1485, pero pronto se cultivará la caña de azúcar y la vid, junto a otros productos hortofrutícolas. La producción agraria y el consecuente comercio, destacando los puertos de Sardina y Caleta, permiten que se produzca un auge importante en el municipio de Gáldar. Además, a principios del siglo XVI se funda un convento franciscano, especializado en estudios de Filosofía y Teología, que motivó que algunas de las familias principales optasen por residir en Gáldar, manteniendo de esta forma el aire señorial.
 
Además, Gáldar fue otro de los pueblos cuya independencia jurídica se constata ya desde antes del siglo XVIII, disfrutando de la figura de un alcalde real y más tarde también de diputados y síndico propios. También se erige como parroquia desde las primeras décadas del XVI. Los siglos XVIII y XIX son siglos de conflicto para los habitantes de Gáldar, que experimentan fuertes enfrentamientos con sus vecinos de Guía. Se trata de un conflicto de tipo horizontal que hunde sus raíces en 1751, cuando tras el amotinamiento de los vecinos de Guía contra el corregidor Núñez de Arce, se dijese que los vecinos de Gáldar se preparaban para marchar sobre la localidad norteña. A partir de esta fecha, los pleitos relacionados con la propiedad de la tierra y la jurisdicción de ambos municipios serán cotidianos.
 
Como ya hemos señalado, la agricultura juega un papel importante; sobre todo el cultivo de la caña de azúcar, a la que la economía de la zona estará muy ligada. Por tanto, dada esta continua "dependencia" de un producto de exportación tan caro de producir y tan agresivo con el entorno, la aparición de recesiones y de épocas críticas en el cultivo y la comercialización supondrá situaciones negativas para la economía de Gáldar. Por todo ello, el municipio se centrará en esos momentos, siglo XVII principalmente, en la autosubsistencia y en el abastecimiento del mercado interior, basándose fundamentalmente en el cereal. Todo ello origina una emigración y el consecuente descenso poblacional.
 
Actualmente se han producido transformaciones no sólo en las formas de vida sino incluso en el propio paisaje del municipio. Se produce una pérdida de importancia del sector agrario, un intenso proceso de urbanización, la emigración campo - ciudad, el desarrollo de las comunicaciones, el incremento del sector servicios... Sin embargo la relevancia agraria de Gáldar a lo largo de la historia sigue influenciando el contexto actual. Destacan los cultivos de secano: cereales de invierno, papas, cebolla, tomate, millo, trigo, cebada, avena y centeno, junto a la platanera, primer producto en zonas de regadío. Aunque estos cultivos han decaído progresivamente, y aunque el área de explotación agraria ha descendido igualmente, se ensayan otras producciones como plantas ornamentales y fresas, intensificándose así la producción.

Galería multimedía de Gáldar