Conoce Gran Canaria

Valleseco

Escudo Ayuntamiento de Valleseco
Municipio de Valleseco en Gran Canaria

Situación: Asentado en el sector centro-norte de Gran Canaria

Superficie: 22,11 kilómetros cuadrados

Altitud: 1000 m

Habitantes: 3.903 habitantes (Fuente: INE, Revisión de Padrón Municipal de Habitantes, 2012)

Distancia a la capital: 28 Km

Web del ayuntamiento: http://www.valleseco.es/

A una altura de 1.000 metros sobre el nivel del mar, Valleseco aparece a menudo envuelto en un mar de nubes que propicia su paisaje verde intenso. Se trata de un pequeño pueblo del Norte de Gran Canaria, que se sitúa a escasos 7 kms. del vecino Teror y a 28 de la capital, en medio de un paisaje de escarpada orografía, formado por dos profundos barrancos principales,Barranco de Madrelagua y Barranco de la Virgen, y un valle central más seco del que proviene el paradójico nombre del municipio.

Parte de la legendaria Selva de Doramas, este municipio se caracteriza por su desbordante vegetación; no en vano un 80 % de su territorio tiene la consideración de Espacio Natural Protegido. Su importancia como paraje natural radica en los fragmentos de monteverde dispersos por la zona especialmente en riscos y áreas más inaccesibles. Laureles, brezos, bicácaros, tiles o viñátigos son parte de una flora autóctona que sólo se puede observar en nuestras islas, y que podemos ver recorriendo los caminos reales existentes a lo largo y ancho del municipio.

La Naturaleza se combina con el paisaje rural típico de las medianías norteñas al pervivir aún una actividad agrícola y ganadera considerable, que permite ofrecer al visitante excelentes productos como frutas, verduras, papas, quesos, que se pueden adquirir en el Mercadillo Municipal. En el mismo pueblo también podemos visitar el Taller de Artesanía donde se exponen para su venta diferentes piezas como traperas, instrumentos musicales, muebles de madera, trajes típicos canarios, calados.

Poblaciones

Barranco de la Virgen, Zumacal, Lanzarote, Valsendero, Madrelagua, Troyanas, Zamora, Carpinterias, Barranquillo Monagas.

Mapa del Municipio


Ver mapa más grande

La villa de Valleseco conserva el sabor campesino de hace siglos. De hecho, una de sus fiestas más célebres es la Fiesta de la Manzana, en honor a nuestra Señora de la Encarnación, que se celebra el primer domingo de octubre y donde los campesinos agradecen la bondad de la tierra con una ofrenda de los productos recogidos.

Otra de las fiestas más populares es la de San Vicente Ferrer , que se celebra cincuenta días después del lunes de Pascua, y que conmemoran el día en que este santo salió de  la Iglesia de Teror camino de la Iglesia de Valleseco, su iglesia definitiva.

Otras fiestas de interés en los diversos barrios de Valleseco son las de San Luis Gonzaga (en Valsendero), a finales del mes de junio; Fiestas de Nuestra Señora  del Carmen (Zumacal),en julio; Fiestas de Santa Rosa de Lima (Lanzarote), en agosto; Fiestas de Santa Rita de Cassia (Madrelagua), también en el mes de julio y Fiestas de San José (en el casco) en el mes de marzo.

Lugares de interés histórico cultural de Valleseco

La Iglesia de San Vicente Ferrer es el edificio más antiguo de Valleseco, construido en 1.892 sobre la primitiva ermita del siglo XVI. De fábrica sencilla se divide en tres naves principales abovedadas, destacándose el púlpito y losartesonados bajo el coro de estilo mudéjar, así como el Cepillo de ánimas y el de San Vicente Ferrer por su antigüedad y peculiar construcción. En su interior guarda una auténtica joya de la música, un órgano del siglo XIII de origen alemán que se trajo de la Iglesia de Teror.

Siendo el municipio de Gran Canaria con mayor nivel pluviométrico, no es de extrañar que el agua haya sido una de sus riquezas principales, creándose desde principios del siglo XIX una extensa infraestructura para su extracción y transporte hasta las tierras de la zona y las vastas vegas de la costa.

En el recorrido de las acequias se establecieron fuentes, pilares y lavaderospara el aprovechamiento de este recurso por la población, siendo característicos del municipio los lavaderos con cubierta de teja del Balcón de Zamora y deTierras Blancas, en los que aún hoy en día se puede observar a las lavanderas. Con la fuerza del agua se movían también las piedras de varios molinos construidos en la segunda mitad del siglo XIX y de los que se pueden observar algunos vestigios en algunos rincones de este municipio.

Lugares de interés general de Valleseco

Entre sus Espacios Naturales Protegidos, se puede observar en su parte meridional el Parque Rural de Doramas, que preserva la vegetación relíctica de laurisilva y fayal-brezal que antes de la conquista se extendía por todo el Norte de la isla formando la Selva de Doramas, y especialmente la Reserva Natural Integral de Barranco Oscuro que alberga en su interior especies únicas de esta formación vegetal. Esta Reserva Natural se sitúa en el Barranco de la Virgen, espacio que ha permanecido inalterable al paso del tiempo y que une a sus valores naturales y paisajísticos, la presencia de casas canarias de arquitectura tradicional, que conforman un conjunto que merece la pena visitar.

El área Recreativa de La Laguna constituye otro enclave natural, donde disfrutar y aprender de la Naturaleza a un tiempo. Formada por una amplia caldera volcánica, alberga una extensa representación de flora canaria, así como de aves que se acercan hasta la charca para beber. Está dotada, asimismo, de barbacoas, chorros de agua y mesas bajo los castaños para pasar un día inolvidable en el campo. Muy cerca, el Pico de Osorio (968m.) es un magnífico mirador natural desde donde se divisan los pueblos aledaños y la capital.

En la parte septentrional, es de reseñar otra antigua caldera volcánica de gran belleza paisajística, Calderetas, en la que se entremezclan los colores ocres de los castaños con álamos, nogales, escobones,etc. Más arriba entre pinares de repoblación descubrimos el Paisaje Protegido de las Cumbres donde habita el pico picapinos, la aguililla, la lechuza,etc. y donde crecen interesantes endemismos.

En el límite del municipio se extiende el paisaje agreste al que dió origen el volcán más reciente de Gran Canaria, el Montañón Negro, el cual recibe la categoría de Monumento Natural por sus valores geológicos singulares.

En cuanto a la historia del municipio, ésta comienza bien entrado el siglo XVI, cuando se empiezan a repartir las tierras de las medianías a favor de propietarios que no residían en el municipio. Poseían éstos en la costa grandes extensiones de caña de azúcar, una industria floreciente por aquel entonces en los mercados europeos. Pero estos cultivos de regadío requerían una gran cantidad de agua, así como de madera para su posterior refinado en los ingenios azucareros. Es por ello que estos propietarios se apropiaron de estas tierras de medianías, ricas en bosques, así como de sus aguas, creando toda una infraestructura para canalizarlas, que aún perdura en nuestros días.

En relación al reparto de tierras de este municipio, el Libro de Repartimientos recoge como más relevantes las datas concedidas en el siglo XVIII a la Mayordomía del Pino de Teror en la época de Carlos III (1.767), en pago a sus rezos y para el mantenimiento de la Iglesia. También se beneficiaron algunas familias como los Troya, originarios de Sevilla que llegaron a estas tierras tras la conquista y ganaron privilegios por la condición de canónigos de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria, destacando las figuras de Juan y Diego de Troya. El último mayorazgo perteneció a Don Pablo Romero Palomino, personaje peculiar que poseía un gran cortijo denominado "de el Melero" y que es recordado también por diversas anécdotas que protagonizó.

Los campesinos que se establecieron en la zona para trabajar las tierras en régimen de medianía y que, a cambio de labrarlas, obtenían la mitad de las cosechas, fueron los primeros habitantes de Valleseco, comenzando a escribir su reciente historia primeramente como pago del municipio de Teror y ya luego como municipio independiente.

En 1842 comienza su andadura con su ayuntamiento propio, siendo por tanto el más joven de los municipios grancanarios. Cabe mencionar que Valleseco, al igual que Firgas, es el único municipio que en el XIX en Gran Canaria obtiene tal condición antes de constituirse la parroquia, acontecimiento que tiene lugar en 1846 a partir de la hasta entonces ermita de San Vicente. También es preciso destacar que en su proceso de constitución como municipio no medió ningún tipo de conflicto con Teror, municipio al que pertenecía, frente a lo que sucede con otros pagos de la Isla. Es más, el ayuntamiento de Teror fue favorable a la iniciativa de los vecinos de Valleseco y, salvo algunos problemas de límites ocasionados por el presbítero de la villa mariana que culminaron con la inclusión del término de Madre del Agua en el nuevo municipio, no hubo conflictos entre ambas localidades dignos de interés.

El núcleo del municipio se ubicó en torno a la ermita de San Vicente, cuya ubicación fue fruto del empeño de sus feligreses, que antes de su construcción debían caminar largas distancias para asistir a los oficios religiosos en Teror, y que como dijimos se constituyó en parroquia en 1846. Más adelante, en 1.887, al aumentar la feligresía la vieja ermita se quedo pequeña, por lo que se edificó una nueva Iglesia. Eran tiempos difíciles en los que la subsistencia dependía de la bondad de la tierra. La agricultura y la cría de unos cuantos animales proporcionaban el alimento de la familia. Durante este siglo y también durante el anterior, la mala coyuntura económica obligó a muchos a irse de su tierra en busca de mejores horizontes, sobre todo, en Cuba y posteriormente en Venezuela, donde dejaron una impronta que llega hasta nuestros días.


Galería multimedía de Valleseco