El Cabildo ejecutará 20 miradores este mandato, el próximo en Artenara para contemplar el paisaje del Parque Rural del Nublo desde Las Cañaditas

05 abr 2017

El Cabildo ejecutará 20 miradores este mandato para contemplar los bellos paisajes de Gran Canaria, el próximo será en Artenara para que los visitantes puedan observar la imponente Cuenca de Tejeda, el Roque Bentaiga y el Roque Nublo desde la zona de Las Cañaditas.

El nuevo mirador formará parte de la red de equipamientos turísticos complementarios organizados para potenciar los paisajes de la Cumbre de Gran Canaria en torno a las carreteras, los caminos reales y los senderos públicos, informó la consejera de Política Territorial del Cabildo, Inés Miranda, tras firmar el convenio para su ejecución con el alcalde de Artenara, Roberto García.

Esta actuación, apuntó el primer edil, es de gran importancia para el municipio, ya que supone un atractivo más para los visitantes que acuden a sus límites para contemplar el inigualable paisaje cumbrero.

El mirador forma parte del Plan Territorial Especial del Paisaje PTE-15 recogido en el Plan Insular de Ordenación, que contempla la realización de miradores básicos en diferentes municipios de la Isla, actuaciones que contribuyen al disfrute de lugares de gran belleza.

El Cabildo aportará los 50.000 euros que cuesta la actuación, consistente en el acondicionamiento de una plataforma ya existente con materiales naturales que minimizan el impacto visual y la hacen compatible con las prerrogativas de la Red Natura 2000 para el Parque Rural del Nublo.

El mirador, que tiene un plazo de ejecución de dos meses, tendrá una superficie de 200 metros cuadrados y estará dividido en tres niveles escalonados, con una pequeña plataforma que mira hacia Artenara como el primero de ellos, seguido por una explanada mayor un poco más baja que la anterior y culminada con un tercer nivel que seguirá la pendiente de la carretera.

La obra se desarrollará sobre un apartadero junto a la carretera de Los Cofritos, exento de valores geoecológicos de interés, mediante la colocación de un muro de piedra bajo y ancho que permite ser usado como asiento sin que haya peligro de caída, junto al cual serán plantadas diversas especies de flora endémica para dar sombra al lugar.

También serán instalados varios bancos de madera y un pavimento de terrizo que hace cómodo el tránsito para personas con movilidad reducida, dejando a un lado dos plazas de aparcamiento de vehículos y una zona para estacionar bicicletas, que facilitarán el acceso tranquilo y ordenado al mirador.

La obra será recibida a su finalización por el Ayuntamiento de Artenara, que se compromete al mantenimiento y conservación del espacio.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes