El Cabildo estudiará al fin la alternativa al área recreativa de Los Tilos en Moya, municipio en el que invierte 10 millones

08 jun 2018

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se comprometió hoy con el alcalde de Moya, Hipólito Suárez, a que la Institución estudie por fin la alternativa al área recreativa de Los Tilos, cerrada en 1980, y si se cumplen las condiciones técnicas del espacio que proponga, realizar la inversión para dar respuesta a esta antigua demanda del municipio, en el que la Institución insular ejecuta y tiene programadas inversiones que ascienden a diez millones de euros.

El primer edil explicó, tras recibir a la corporación insular en su visita oficial a este municipio “pequeño pero grande de corazón”, que el Cabildo cerró Los Tilos con buen criterio en 1980 al tiempo que adquirió el compromiso de abrir otra área recreativa, compromiso que no llegó y que el Ayuntamiento no ha dejado de demandar, ya que entre sus múltiples proyectos para arraigar a la población y mantener el municipio vivo necesita recuperar la aquella dinámica de los “domingueros” yendo a disfrutar de la naturaleza de Moya.

Este viernes el presidente se comprometió a estudiar los espacios alternativos que proponga el municipio para dar cumplimiento a esta demanda de recuperar esta oferta de ocio y naturaleza.

Suárez expuso su agradecimiento por la facilidad de las relaciones con la Institución insular, de la que necesita “sí o sí” para seguir latiendo en el mapa de Gran Canaria, al tiempo que el presidente se congratuló de que ambos hayan cumplido el compromiso mutuo de colaborar en pro de la población adquirido a los pocos días de iniciado el mandato con independencia del color político que representen.

Tanto es así que el alcalde insistió en cederle la presidencia del salón de plenos para mantener el encuentro con el que comenzó la visita, seguida por la firma en el libro de honor del Consistorio, situado a pocos metros del Museo Tomás Morales del Cabildo y de la hermosa iglesia de Moya con sus exuberantes flores de mundo que atrajeron al grupo insular a su llegada.

“Nunca ha faltado el alcalde o algún miembro de la corporación” a las convocatorias del Cabildo para tratar asuntos de interés para la isla, elogió el presidente, quien detalló alguna de las acciones insulares más destacadas en el municipio, como la cuantía destinada con cargo al Plan de Cooperación con los Ayuntamientos, 1,7 millones de euros en el mandato que el Consistorio municipal destina a las que considera sus principales necesidades básicas y de infraestructuras.

Asimismo, en el marco del Programa de Desarrollo de Gran Canaria pactado por el Cabildo y 18 municipios para una acción conjunta en el marco de Fdcan, el municipio se beneficia de 3,1 millones de los que la mitad es aportación insular y también municipal, destinados a mejorar la depuradora de Cabo Verde, a las zonas comerciales abiertas, vivero de empresas, mejoras viarias y la estación de guaguas, detalló Morales acompañado por el vicepresidente Ángel Víctor Torres y la vicepresidenta María Nebot, así como del consejero de Cooperación Institucional, Carmelo Ramírez.

En materia de carreteras, el municipio cuenta con una inversión de casi 1,4 millones de euros, más 2,5 para el acondicionamiento de la GC-75 en El Lance, en proceso de adjudicación, y además el desdoblamiento de la GC-2, con un presupuesto de 75 millones, ha sido incluido por el Cabildo en el convenio que Canarias firmará con el Estado, una importante obra que también beneficiará a Moya.

El Cabildo atenderá en 2018, asimismo, la solicitud deportiva del municipio y serán invertidos 200.000 en su polideportivo y, por supuesto, en materia de Energía, contará con uno de los puntos de recarga para vehículos eléctricos, ya que es muy importante, subrayó el presidente, cerrar el anillo de puntos para derrumbar el miedo que aún persiste de no tener donde recargar el coche, algo que es muy difícil que pase porque la autonomía de estos vehículos ya alcanza para darle dos vueltas a la isla. En cualquier caso, son “quitamiedos” imprescindibles para lograr su penetración y Moya tendrá punto de recarga.

Se trata además de un municipio cuyas políticas de sostenibilidad están en sintonía con la propuesta del Cabildo, de hecho está adherido al Pacto de los Alcaldes y cuenta con un ingeniero insular para avanzar en políticas de lucha contra el cambio climático y ya ha cumplido con el objetivo de rebajar las emisiones un 40 por ciento, de hecho lo ha superado y aún falta una más de una década para el límite puesto por este programa europeo (2030).

Y es que hace ya varios años que el municipio inició el cambio de todas sus luminarias públicas y ha conseguido rebajar el consumo, o lo que es lo mismo, las emisiones, en un sesenta por ciento, y los cambios acometidos en los edificios públicos han logrado una reducción del 16 por ciento, detalló el alcalde.

El presidente, que realizó la visita también acompañado por Inés Miranda, Raúl García Brink, Elena Máñez, Carlos Ruiz, Minerva Alonso y Miguel Ángel Rodríguez, apuntó que en materia de política social el Cabildo destina 1,5 millones a la atención de la dependencia, casi 550.000 euros a los servicios del centro de día y mayores y 450.000 a intervenciones de emergencias y sociosanitarias, entre otras, mientras que la Institución adquirió el compromiso de incluir su demanda de contar con un centro sociosanitario en caso de decaer alguna de las obras ya incluidas en el plan regional.

Proyectos en materia de empleo para la juventud y el retorno de la mujer al mundo laboral por 150.000 euros, 600.000 en sector primario, su inclusión en las políticas de igualdad y cultura, así como en artesanía, transporte, política territorial, turismo o medioambientales completan las actuaciones insulares en Moya, que mantiene su petición de que la GC-2 transcurra por túneles, y cuenta con el apoyo insular para sus propuestas siempre que se ajusten a los condicionantes técnicos precisos.

Entre los asuntos a tratar, porque además de conocer el estado de las obras el Cabildo pretende conocer las necesidades del municipio, el alcalde también apuntó la necesidad de que se impliquen todas las instituciones, no solo Ayuntamiento y Cabildo, para salvar los palmerales de Moya y toda la isla.

Las obras que ambas corporaciones recorrieron tras el encuentro fueron la calle Padre Juanito, el velatorio municipal y conocieron el proyecto del centrosociosanitario del municipio, así como la repavimentación de la GC-75 entre La Fonda y La Herradura para, después, trasladarse a la costa y conocer de cerca el proyecto del Charco de San Lorenzo y el paseo marítimo de este municipio que también presumió de verde y sostenible por ser el que más envases recoge de Canarias según los datos de Ecoembes, 19,7 kilos por persona y año, muy por encima de la media regional, situada en 9,5 kilos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes