El Cabildo evalúa las necesidades de los municipios para poder ejecutar el programa de Buen Trato a Mayores

21 abr 2017

El Cabildo de Gran Canaria ha evaluado las necesidades que plantean los municipios para poder llevar a cabo el programa de Buen Trato a Personas Mayores en unas jornadas técnicas para profesionales celebradas en el marco del Plan de Formación que desarrolla Cruz Roja Española con la financiación de la Consejería de Política Social y Accesibilidad.

El programa de Buen Trato a Personas Mayores pretende que los profesionales puedan establecer líneas de actuación y coordinación frente a situaciones de vulnerabilidad y malos tratos en sus diferentes modalidades, informó la consejera de Política Social y Accesibilidad, Elena Máñez.

“Es preciso que se tome conciencia de la vulnerabilidad de los mayores como potenciales víctimas de malos tratos y detectarlos para poder intervenir. La detección y la prevención del maltrato a las personas mayores es una de las principales líneas de trabajo de las jornadas”, añadió.

En las jornadas, celebradas en el aula de formación de Cruz Roja en Las Palmas de Gran Canaria, han estado representados gran parte de los municipios con la presencia de 30 trabajadores sociales, educadores, directores de centros de mayores, dinamizadores, animadores socioculturales, además de profesionales de la Dirección General de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Servicio Canario de Salud y la Asociación Parkinson de Gran Canaria.

Evaluaron el planteamiento de modelos de actuación ante posibles casos de maltrato o de situación de vulnerabilidad de personas que puedan llegar a padecerlo por su aislamiento, escasa red de apoyos o insuficiencia de medios para hacer frente a sus necesidades básicas.

Máñez recuerda los datos ofrecidos recientemente por Cruz Roja Española con un total de 54 posibles casos de malos tratos a personas mayores de 65 años, 45 de ellas mujeres, detectados en apenas dos meses gracias a un proyecto iniciado a finales de enero en Gran Canaria con el apoyo del Cabildo que concluirá en el mes de julio.

El personal de Cruz Roja, a través de 118 encuestas a mayores, detectó asimismo que una de las principales problemáticas radica en que a las personas mayores les cuesta presentar una denuncia contra un familiar o su cuidador por el temor a represalias o por la situación en la que quedarían tras la denuncia sobre todo cuando la afectada es una mujer.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes