El Colegio de Economistas de Las Palmas distingue la defensa del desarrollo sostenible del presidente del Cabildo de Gran Canaria

25 nov 2017

El Colegio de Economistas de Las Palmas distinguió anoche la defensa del desarrollo sostenible del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, quien aseguró que su nombramiento como Economista de Honor será un acicate “frente al desánimo que producen las presiones a veces salvajes de los poderes económicos y políticos que intentan obstaculizar la acción de gobierno” con la que se ha comprometido para Gran Canaria.

“Como economistas coincidirán con la frase de Adela Cortina de que no hay economía sana sin una sociedad sana”, manifestó Morales en su defensa de una economía justa y quien tras escuchar al decano, Juan Francisco García, le agradeció la complicidad del Colegio y la coincidencia en las líneas maestras de sus planteamientos, máxime cuando el reconocimiento procede de una entidad de prestigio social que le otorgó este respaldo en su entrañable acto anual para recibir a los nuevos colegiados y de reconocimiento a los que cumplen 25 y 40 años de colegiados.

El decano del Colegio repasó la situación internacional, nacional y regional, y no dudó en tachar de “una vergüenza” que la mejora de los índices económicos no se haya traducido en una consecuente alza de los salarios y criticó, asimismo, que Canarias se encuentre por debajo de la media nacional en la recepción de dinero, por lo que apuntó que la financiación autonómica es una de las cuentas pendientes.

Ante un centenar de economistas, recordó asimismo que la Universidad es esencial para el avance de una sociedad y que sus únicos ingresos provienen de las tasas y la aportación del Gobierno, por lo que consideró que ha llegado el momento de que el empresariado se implique, tal como ya hacen empresas noruegas y coreanas, que aprovechan su potencial investigador en materias como algas y economía marina, de modo que lamentó que las canarias no hagan lo mismo, pues se beneficia la universidad, pero también el tejido empresarial con nuevas patentes.

Precisamente la innovación, la economía azul, verde, la circular, y convertir a Gran Canaria en una ecoisla de vanguardia, forman parte de las propuestas del Cabildo de Gran Canaria bajo la presidencia de Morales, una apuesta por la introducción de las energías renovables y por la defensa de Gran Canaria no exenta de presiones, pero “nunca, jamás se debe permitir al gobernante el insulto del silencio”, exclamó Morales parafraseando a José María Izquierdo, que renovó así su compromiso con  Gran Canaria puesto que “es la hora de mantener el pulso”.

Además, “tenemos que avanzar en la justicia social, no es justo que el crecimiento económico no esté redistribuyéndose y sigan aumentando las desigualdades a niveles insostenibles”, apostilló.

El Colegio de Decanos, con más de 50 años de existencia y presente en órganos colegiales nacionales, resaltó en su reseña su lucha primero desde el Ayuntamiento de Aguimes, extendida más tarde a la comarca, y sus avances en el binomio agua-energía, con cinco distinciones de la ONU y la invitación a presentar el sus proyectos en la sede de Nueva York por su importancia para los países en vías de desarrollo porque permiten producir agua a partir de una energía tan al alcance como el sol.

Subrayó, asimismo, que solucionar el problema del agua y la implantación de renovables permitió alcanzar antes el resto de los objetivos del sureste y remarcó, sobre todo, que ahora Morales desde el Cabildo proponga un desarrollo insular para que todos aquellos logros municipales con el fin de que beneficien al conjunto de Gran Canaria.

“Es hora de colocar Gran Canaria en todos los foros que sea necesario, no vamos a desfallecer”, prometió Morales a los economistas de Las Palmas convencidos todos de las “enormes posibilidades que atesora Gran Canaria”.

Enlaces relacionados
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes