Emoción, agradecimientos y reivindicaciones en el encuentro entre mayores y jóvenes impulsado por el Cabildo y Cruz Roja

15 jun 2017

El encuentro entre personas mayores y jóvenes impulsado por el Cabildo de Gran Canaria y Cruz Roja ha servido para poner de manifiesto, en medio de un ambiente emotivo y de cariñosa nostalgia, que ambos colectivos comparten preocupaciones y la misma mirada de respeto y agradecimiento hacia el otro.

En la presentación del acto, con motivo del Día Mundial del Buen Trato a las personas Mayores, el presidente del Cabildo, Antonio Morales, resaltó que la sociedad les debe gran parte de lo que es y que, incluso en estos momentos de crisis, han sido el sostén de muchas familias y que hay que redoblar los esfuerzos para garantizar sus derechos. “Son el puente entre generaciones que mantiene vivas nuestras referencias como pueblos”, expresó.

Los participantes protagonizaron un intercambio de ideas y experiencias que perseguía fomentar la convivencia y la comunicación entre ambas generaciones, y generar una mayor conciencia sobre la importancia de las personas mayores en la sociedad.

A los mayores, usuarios de Cruz Roja de varios municipios de la Isla, les costó muy poco romper el hielo al hablar de los jóvenes para rechazar la imagen negativa de la juventud. “Son muy valiosos”, aseguraron a la vez que destacaron el cariño que reciben de los voluntarios de Cruz Roja, sin ir más lejos.

También mostraron su preocupación por lo incierto de su futuro laboral. “Yo trabajé cuidando vacas y mi nieta tiene dos carreras y está en paro”, lamentó una persona mayor, que coincidió con una compañera que ve a sus nietos dejar de ir a asaderos para estudiar para reconoer que también lo tienen difícil.

En cualquier caso, les pidieron que tuvieran en cuenta que lo verdaderamente importante es que sean buenas personas y que cuiden el entorno para el futuro de las Islas. También que “corrijan un poco” eso de “ir por la calle siempre mirando el móvil”.

Además, reivindicaron para sí mismos que se les valore, pidieron respeto hacia algunos derechos poco reconocidos a su edad como es el derecho a tener intimidad, y solicitaron más recursos públicos para garantizar unas condiciones de vida dignas.

A los asistentes les costó contener la emoción cuando uno de los mayores no pudo completar su intervención al recordar entre lágrimas lo dura que ha sido la vida para su familia, provocando el aplauso cerrado de los asistentes.

El grupo de jóvenes, integrado por alumnos del IES Doramas y por voluntarios de Cruz Roja, comenzaron entonando el mea culpa por no valorar siempre a los mayores, a sus abuelos, y hacerlo tarde “cuando ya no están”, lamentó una joven.

“Sin mis abuelos no sería lo que soy”, fueron algunas de las numerosas palabras de agradecimiento hacia los mayores porque hoy sustentan la economía de muchas familias, cuidan de los nietos, y “por haber logrado conservar los que es Canarias”, destacó un joven uruguayo.

La consejera de Política Social, Elena Máñez, aseguró que no se puede construir una sociedad justa sin los mayores, y la consejera de Educación y Juventud, María Isabel Santana, destacó la importancia de la participación y el compromiso de los jóvenes para lograr una sociedad avanzada e igualitaria.

Por su parte, el presidente provincial de Cruz Roja, Juan Campos, agradeció la sensibilidad especial del grupo de gobierno del Cabildo con los más vulnerables, y avanzó la continuidad del programa de Buen trato a mayores que está desarrollando la Organización con el apoyo del Cabildo.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes