La capacidad de reaccionar, básica para ser un buen ayudante de dirección en cine, enseña el jefe de figuración de 'Aliados'

15 jul 2017

 El responsable de la figuración en la película de ‘Aliados’, Álvaro Cuenllas, asegura que la capacidad de reaccionar bien rápido es básica para ser un buen ayudante de dirección en rodajes de cine, publicidad y series de televisión.

Así se lo transmitió esta semana a los 20 alumnos que formó en las labores de ayudante de dirección en el curso organizado por el Cabildo grancanario a través de la Gran Canaria Film Commission.

“Un rodaje es una maquinaria muy grande en la que tienes que ser independiente y contar con una parte de improvisación que hay que resolver sobre la marcha para que la producción no tenga que parar”, explicó el formador.

El alumnado conoció a través de su experiencia a elaborar la orden de trabajo o call sheet, que es la lista de actores para cada escena, la comunicación en el set de rodaje y la dirección de los extras.

“En los rodajes, la figura del ayudante es imprescindible porque es el principal apoyo del director para controlar y trasmitir sus instrucciones a los responsables de los departamentos técnicos, como producción, vestuario y maquillaje”, explicó Álvaro Cuenllas, con quince años de experiencia.

Álvaro Cuenllas ha trabajado en series como ‘El Internado’ y ‘La que se avecina’, en proyectos de publicidad para clientes como El Corte Inglés, Lotería Nacional, Iberia o Carrefour y acaba de terminar su colaboración en la grabación de la próxima campaña de Tour España.

El director de ‘Aliados’, Robert Zemeckis, necesitó el apoyo de quince personas en su departamento, contando al primer ayudante, dos segundos -uno de papeles y otro en el set-, y tres terceros, de los que uno controló a los animales, otro los vehículos y el último, Álvavo Cuenllas, fue el responsable de la figuración, quien llegó a organizar a más de cien personas en un día de rodaje con Brad Pitt y Marion Cotillard, a los que hay que sumar el trabajo de los auxiliares.

Cuenllas destacó la profesionalidad del equipo internacional durante los cinco días de rodaje por distintas localizaciones de Gran Canaria, además del buen trato del director hacia el equipo español, con la felicitación incluida de Zemeckis por su responsabilidad en ejecutar el momento de la entrada de los militares que tenían que perseguir a Brad Pitt y Marian Cotillard tras el atentado en la embajada alemana, rodada en la antigua Fábrica de Hielo en la Isleta.

“Una de las cosas que más me llamó la atención, y que nunca había visto, fue todas las secuencias dibujadas en una acuarela de un metro de alto y de alto” que reflejaba perfectamente la posición de los figurantes y los tiros de cámara, “cuando lo normal es verlo en un simple papel”, explicó el formador.

En el rodaje de ‘Jason Bourne’ en Tenerife, Cuenllas trabajó en el puesto de la unidad de acción como responsable de los cortes de tráfico para impedir el tránsito de vehículos y personas ajenas al rodaje durante las arriesgadas grabaciones de persecuciones en moto a más 100 kilómetros por hora, las numerosas explosiones y las manifestaciones con más de 500 figurantes.

Para llevar a cabo estos cortes, Cuenllas contó con un equipo de más de 80 personas que controlaban el acceso de los vecinos durante los rodajes, tanto de día como por la noche, y “si alguien quería entrar o salir del perímetro, tenía que pedir mi autorización”.

Tras el éxito del curso impartido por este profesional en Gran Canaria, el Cabildo ya prepara una próxima edición para otra veintena de alumnos en el marco de su apuesta de formar profesionales en el sector cinematográfico.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes