La sinergia de Gran Canaria Me Gusta lleva el langostino real a la mesa de los Reyes de España y dispara su demanda

14 jun 2017

Las sinergias de la Feria Gran Canaria Me Gusta llevaron el langostino real a la mesa que preparó el chef Thomas Leeb para los Reyes de España en su primera visita como monarcas a Gran Canaria, desde donde este marisco grancanario ha dado el salto a Bruselas y de allí a ser demandado por clientes de Alemania, Francia y Bulgaria.

El Rey de España felicitó al chef por el exquisito sabor de este producto que pudo degustar en un plato elaborado con ajos blancos, morados y negros, berros de Firgas, aceite de Aguimes y sandía, una receta que ahora el chef ha incorporado a la carta del Hotel Santa Catalina, anfitrión de la estancia de los monarcas en la Isla.

El consejero de Desarrollo Económico del Cabildo, Raúl García Brink, explica que objetivo de Gran Canaria Me Gusta era servir de círculo virtuoso para activar la demanda y producción de los frutos de la tierra a través de la confluencia de productores, distribuidores, cocineros y restauradores.

Este marisco representa una de las materializaciones de este objetivo, ya que resultó todo un descubrimiento para los más de 700 miembros de la Asociación de Cocineros y Reposteros de Acyre Gran Canaria, quienes a su vez presentaron se presentaron en la Feria, y ahora lo utilizan como ingrediente principal en muchas de sus recetas.

Y es que los integrantes de esta organización están decididos a elevar los productos de la tierra a lo más alto de la gastronomía nacional, por lo que su presidente, Thomas Leeb, no dudó en agasajar a los Reyes con esta exquisitez que le valió la felicitación del monarca.

Gran Canaria a Tenerife y Bruselas

Además, los cocineros grancanarios decidieron llevar este producto al espacio de exhibiciones del pabellón de Gran Canaria Me Gusta en el Salón Gastronómico celebrado en Tenerife, donde el chef ejecutivo del Grupo Princess y vicepresidente de Acyre Gran Canaria, Tomás Sánchez, sorprendió con sus propuestas de langostino real, miel y aceite de oliva de Gran Canaria.

En su primera salida internacional, el marisco grancanario tuvo un lugar destacado en el pabellón de Gran Canaria en la Feria Seafood de Bruselas, donde acaparó la atención de distribuidores  alemanes, franceses y búlgaros, quienes ahora efectúan pedidos que el criador atenderá por avión para que lleguen en el día para que mantengan sus frescura y su calidad a la hora de ser consumidos en los restaurantes y hoteles de sus clientes europeos.

Otro experto que no ha podido resistirse a la  textura de este producto es el cocinero con una estrella Michelin Ángel Palacios, quien lo llevará a la carta de su nuevo local en el Mercado de Vegueta con una receta de ajos blancos y negros con aceite de cayena.

Por todo ello, el criador de este marisco, Marc Indigne, asegura que Gran Canaria Me Gusta ha sido su talismán, ya que desde entonces comenzó una vorágine por la que no para de recibir llamadas de distribuidores, cocineros y restaurantes interesados en conseguir el suministro del único langostino fresco y ecológico de Canarias y uno de los únicos de Europa junto al de Medina del Campo.

De hecho, empresario prevé ampliar las instalaciones de su granja en Malfú, Ingenio, cuya información está en www.langostinoreal.es, para triplicar su producción y alcanzar 25 toneladas al año.

Además, en unas semanas recibirá la visita de un destacado representante de productos frescos de Andalucía interesado en contar con el langostino de Gran Canaria para suministrar a restaurantes y hoteles de la región andaluza.

Marc Indigne explica que cría este langostino blanco de manera ecológica, sostenible y libre de aditivos químicos para que sea un producto cien por cien natural y de alta calidad, alimentado con pienso ecológico y algas del Instituto Tecnológico de Canarias, ubicado en Taliarte, para garantizar su exquisito sabor a mar.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes