Morales reivindica que la Unión Europea vuelva a sus principios fundacionales durante el izado de su bandera por el Día de Europa

09 may 2018

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, pidió hoy que la Unión Europea vuelva a la senda de los principios fundacionales, a sus propuestas de justicia social, igualdad, solidaridad y defensa de las libertades públicas, con motivo del Día de Europa.

La Institución insular izó hoy la bandera europea en un acto que contó con representantes de diversos grupos presentes en el Cabildo, a cuyas puertas el presidente leyó un manifiesto en el que recordó “las grandes apuestas que hicieron de este proyecto una ilusión de los demócratas de los distintos estados y pueblos que la conforman”.

Su creación supuso la creación de un espacio de “libertades frente al nazismo y los totalitarismos que produjeron la gran catástrofe de las guerras mundiales que nacieron de sus entrañas, no lo olvidemos”.

Europa consiguió alumbrar la propuesta social más avanzada de mediados del siglo XX, con el desarrollo del Estado de Bienestar, y propuso un nuevo orden mundial “donde la paz y la cooperación sustituyeran a la diplomacia de las armas y del negocio deshumanizador”.

Sin embargo, la Unión Europea hoy “está en crisis porque no mantiene los ideales fundacionales y millones de ciudadanos viven entre el asombro y el escepticismo la deriva económica, social y política contraria a los principios  de igualdad, justicia, solidaridad y defensa de las libertades públicas que animaron su creación”.

Los recortes sociales, la austeridad en las políticas de igualdad, la reducción de las libertades públicas han sustituido, prosiguió, las políticas inclusivas que fueron ejemplo para el mundo avanzado.

Por ello, el presidente explicó que la celebración de este acto por el Día de Europa, que da cumplimiento de un acuerdo plenario unánime, es una llamada a recuperar una Europa social, comprometida con los Derechos Humanos, dinamizadora de una economía que iguale y no acreciente la brecha entre países ricos y pobres.

“La queremos defensora de la igualdad real de las mujeres, respetuosa con los derechos de los refugiados, impulsora de un nuevo orden mundial donde la vida y la  libertad de los pueblos sean irrenunciables”.

La manera de parar los nuevos fascismos y populismos que se producen en varios países, apuntó, pasan por ofrecer motivos para un europeísmo que aumente derechos y no los recorte, ya que la creciente desafección solo se puede resolver con un aumento del bienestar de la mayoría, “y no un incremento del poder y los privilegios de las minorías. No se puede gobernar ignorando las demandas ciudadanas y de espaldas a los dramas de las personas y colectivos con menos recursos”.

Por todo ello, “esa Europa de los pueblos libres, solidarios y justos es la que hoy queremos celebrar, que es lo mismo que reivindicarla de nuevo, desde nuestra isla y junto a millones de personas que exigimos un cambio urgente de rumbo a los mandatarios europeos”, concluyó.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes

Documentos