Gestión forestal y prevención de incendios

En el marco de las competencias que tiene el Servicio de Medio Ambiente, las de carácter forestal juegan un papel fundamental. La correcta gestión de la vegetación forestal (bosques y matorrales), así como de los pastos, ocupa gran parte de la actividad de este Servicio. Son múltiples las implicaciones para la sociedad; así nuestra vegetación forestal es una fuente primordial de agua de primera calidad, garantiza un atractivo paisaje para el visitante y ofrece lugares inigualables para su disfrute por parte de la Ciudadanía. La función productora (madera, leña, pinocha, carbón, etc.) ha perdido en importancia, pero por ser el Medio Natural Canario propenso a sufrir incendios forestales es fundamental vertebrar una adecuada política de prevención y extinción de incendios forestales. En este marco la silvicultura preventiva es uno de los pilares de la gestión.

No obstante y dado que la superficie arbolada sigue siendo muy baja, en comparación a la superficie original de bosque, la reforestación y la lucha contra la erosión se llevan gran parte de los esfuerzos, tanto a nivel presupuestario, como respecto al volumen total de trabajo.

Mención aparte merece el proceso denominado Certificación Forestal . El Cabildo de Gran Canaria ha sido pionero en el Estado Español en someterse a estrictos controles y auditorías por agentes independientes, que dan fe de que la actividad forestal que promueve el Servicio de Medio Ambiente en la isla está acorde y respeta escrupulosamente con los principios generales de gestión sostenible.

Preguntas frecuentes

Agenda forestal

  • Mayo : Mes de la Prevención del Incendio Forestal.
  • 21 de marzo: Día forestal mundial 
  • 1 de julio a 30 de noviembre: Periodo de Máxima Alerta por incendios forestales. En esta época, que puede adelantarse a mediados de junio y alargarse hasta entrado octubre –dependiendo de la climatología- se restringen muchas actividades que pudiesen generar incendios. 
  • Noviembre Forestal:: Con el inicio del “año agrícola”, el final del verano y la llegada de la época de lluvias, se reactiva gran parte de la actividad forestal. El Servicio de Medio Ambiente lo celebra con un amplio programa de actividades, donde predominan el Día del Árbol, que suele celebrarse el último domingo de noviembre, y las Jornadas Forestales de Gran Canaria.