Conoce Gran Canaria

Vega de San Mateo

Escudo Ayuntamiento de Vega de San Mateo
Municipio de Vega de San Mateo en Gran Canaria

Situación: Se halla recorrida por los barrancos de Castíllejos y Mireles que se unen al barranco de La Mina.

Superficie: 37,89 kilómetros cuadrados

Altitud: 850 m

Habitantes: 7.765 habitantes (Fuente: INE, Revisión de Padrón Municipal de Habitantes, 2012)

Distancia a la capital: 22 Km

Web del ayuntamiento: http://www.vegadesanmateo.es/

En la Vega de San Mateo es tradicional su mercado agrícola los fines de semana, que demuestra la importancia de la actividad agropecuaria de la zona, ofreciendo los productos de las Vegas, visibles desde el mirador de Montaña Cabreja, a 1.000 metros de altitud. Ésta ha sido una tierra fértil y generosa que contaba con corrientes de agua en casi todos los barrancos del municipio, que fueron llamadas ríos por los conquistadores y cuya posesión originó fortísimos pleitos que hicieron preciso nombrar "alcaldes de agua" para mediar en los conflictos.

Recuerdo fiel y bastante completo de esa actividad agropecuaria es el museo etnográfico Cho Zacarías, donde gracias al tesón y paciencia de vecinos desinteresados se pudo reunir una colección de más de 12.000 piezas de mobiliario, artesanía o útiles de agricultura, ganaderos, alfareros, tejedores, herreros, etc., convirtiendo este lugar en uno de los museos etnográficos más completos del Archipiélago.

Desde San Mateo nace el barranco de la Mina para atravesar la isla hacia el noreste y desembocar en la capital grancanaria. La Mina tiene un pequeño caudal de agua gracias al trasvase que desde hace siglos se realiza de la cuenca de Tejeda a la del Guiniguada a través de una galería que atraviesa la montaña y que, por eso, lleva el nombre de la Mina.

Poblaciones

Ariñez, Utiaca, Lechucilla, La Lechuza, Cueva Grande, Las Lagunetas y Camaretas.

Mapa del Municipio


Ver mapa más grande

Las fiestas patronales del municipio, en Honor a San Mateo se celebran el 21 de septiembre. El municipio se convierte durante unos días en una gran fiesta que aglutina a muchos romeros de la Isla en torno a una romería-ofrenda. Asimismo se organiza una carrera de caballos y una importante feria de ganado.

El primer domingo de julio tiene lugar la Fiesta del Agricultor. Es una fiesta muy popular en el municipio y en la que se muestran las actividades típicas de los agricultores, con el fin de que los visitantes vean cómo y qué labores realizan, como la "ordeñá" de vacas y la trilla de caballos. Todo ello acompañado de música y bailes folklóricos que amenizan la fiesta.
También en el mes de julio se celebra la Fiesta de los Indianos, en el barrio de Las Lagunetas. El origen de esta festividad se enmarca en la emigración de muchos canarios a Cuba.

Lugares de interés histórico cultural de San Mateo

  • Iglesia Parroquial de La Vega de San Mateo: La iglesia, consagrada a este Santo, se terminó de construir a finales del año 1800. Se da la circunstancia de que la campana del templo, agregada cuatro años después, fue enviada desde Cuba por emigrantes canarios de esta localidad.

    Esta iglesia muestra los visitantes una tipología arquitectónica poco frecuente, nos encontramos como a su estructura rectangular originalmente de una sola nave, se le adosó posteriormente, en el lado norte, otra nave más estrecha, que causa una disimetría espacial en el interior. Un interior del templo donde nos encontramos con un San Mateo, obra probablemente de Luján Pérez, la cual fue reformada posteriormente por Arsenio de las Casas. También nos encontramos con la Virgen del Rosario, Santa Ana y el Cristo Resucitado, todas ellas correspondientes al artista grancanario.

    El artista Arsenio de las Casas es el creador de otras imágenes presentes en el templo, como San Juan Evangelista, la Verónica y las reformas de las tallas de San José. Obra del lanzaroteño Francisco Lasso es la imagen de la Dolorosa. Del artista galdense José de Armas Medina, es un Cristo Crucificado.

Lugares de interés general de San Mateo

  • El Mercadillo: Es tradicional en Gran Canaria, pasarse los fines de semana para comprar en el Mercadillo de San Mateo. Verduras frescas, frutas, quesos, y demás productos de la zona pueden adquirirse en los numerosos puestos de este tradicional mercado.

  • Museo Cho-Zacarías: Instalado en una antigua vivienda de labradores acomodados. Por las diferentes habitaciones en las que se divide la casa se muestran una gran cantidad de utensilios y objetos relacionados con el ayer, cerámica, aparejos de labranza, mobiliario, útiles de cocina, objetos de culto.

  • Montaña de la Boguedilla: Mirador natural, a medio camino hacia Santa Brígida, que ofrece unas magníficas vistas de la zona.

  • La ruta del barranco de "La Mina": Barranco por donde fluye agua todo el año, que conserva vestigios de la vegetación de laurisilva y de los antiguos molinos de agua existentes en la zona

  • Observatorio Amateur Montaña Cabreja: El Observatorio de Montaña Cabreja nació a finales del año 1995. Se encuentra situado en el término municipal de la Vega de San Mateo. Se trata de un observatorio amateur y tiene como objetivos principales la observación e investigación amateur y la divulgación de la astronomía.

La riqueza forestal de este municipio y sus características favorables para la cría del ganado, propiciaron la existencia de un importante núcleo poblacional aborigen en la zona.

A la hora de entrar en la historia de este municipio debemos tener en cuenta que durante siglos el territorio que corresponde en la actualidad al municipio de San Mateo se enmarcaba en lo que se denominaba La Vega, que englobaba lo que hoy conocemos por San Mateo y Santa Brígida. Así nos encontramos como esta gran comarca denominada La Vega se dividía a su vez en tres partes, La Vega de Arriba, que correspondería en la actualidad con San Mateo; "La Vega de En medio", que la localizamos en El Madroñal, y la Vega de abajo, serían en la actualidad el municipio de Santa Brígida.

De hecho San Mateo es uno de los nuevos núcleos poblacionales que surgen en el siglo XIX con carácter independiente a partir de los territorios que pertenecían a la actual Santa Brígida.

Los datos sobre la población de este municipio comienzan a abundar a partir del siglo XVIII. Desde finales del siglo XVII se recogen noticias de una ermita en aquel pago, la cual está bajo la advocación de San Mateo, esta ermita se convierte en parroquia en el 25 de octubre de 1800 por decreto del obispo Verdugo, debido a que alcanzaba un número de vecinos lo suficientemente alto para poder tener parroquia propia, a esto se añadía la distancia existente entre San Mateo y Santa Brígida y el estado de los caminos, que dificultaba el cumplimiento de los preceptos por parte de los vecinos de esta comarca. Este se convirtió en el primer paso, como en la mayoría de los casos de la isla, para conseguir la municipalidad.

Conseguida la independencia parroquial, los vecinos de San Mateo comienzan los trámites para obtener la independencia total de la vecina Santa Brígida. Así, el 22 de diciembre de 1800, inician el correspondiente expediente en la Real Audiencia, en el cual se solicitaba el nombramiento de empleos públicos. La audiencia tras consultar los informes del Alcalde Mayor de la isla, del alcalde de la Vega y del fiscal, toma la decisión de separar el pueblo de San mateo de la jurisdicción de La Vega.

El siglo XVIII es un siglo conflictivo para los vecinos de San Mateo, que se levantarán en diversas ocasiones contra las autoridades por diversos motivos, como los abusos de servidores públicos como el regidor Blas de Carvajal (1720), los usos comunales de tierras etc. Es preciso recordar que en este periodo todavía era San Mateo un pago de Santa Brígida, respondiendo ambos municipios al nombre de La Vega, como dijimos anteriormente.

No podemos olvidar los pleitos que tuvo San Mateo por el tema del agua con el Heredamiento de Aguas de Satautejo. El primer conflicto lo localizamos en 1795, y surgió por el abusivo precio que tenía el agua de riego. Este pleito llegó a la Audiencia, la cual falló a favor del Heredamiento. Esto trajo como consecuencia un nuevo pleito, esta vez se discutía sobre la propiedad misma del acueducto de la Fuente de la Higuera, dando lugar a que los vecinos se amotinaran impidiendo que el agua se adulara y descendiera hacia la Vega de Abajo, teniendo que intervenir las autoridades para que cesara el motín. Estos conflictos por el agua enfrentarán a San Mateo con Santa Brígida durante buena parte del siglo XIX.


Galería multimedía de la Vega de San Mateo